AI LAKET!!

11 nov

Khat (Catha edulis)

Descripción ¿Qué ES?

khat@Ailaket

La Catha edulis o Khat es un árbol de hoja perenne que crece en determinados lugares del Este de África y de la Península Arábiga. Las hojas del Khat contienen efectos estimulantes y se mastican con frecuencia en aquellos países en donde crece. Su uso se centra en Yemen, Somalia y Yibouti, Etiopia, Omán, Arabia Saudita y Emiratos Árabes. Su situación jurídica varía según los países-

El Khat es un arbusto cuyas hojas y tallos constituyen uno de los estimulantes vegetales más potentes que se conocen, que se consume mascando las hojas y tomando tés de los brotes, las yemas y las hojas tiernas. Sus alcaloides, la catina y la catinona, posee efectos estimulantes muy potentes. Estimula, es euforizante y da claridad mental, produce curiosamente analgesia, y a altas dosis puede crear alucinaciones.

Historia-pasado y presente–

El Khat en los países de su cultivo, es algo tan indispensable como sería el café en nuestro mundo occidental. Es un mecanismo de lubricación social y también una forma de distinguir la clase a la que se pertenece, por la calidad del Khat que se posee.

El Khat ha sido consumido desde la antigüedad. La fecha de su introducción como cosecha en Etiopía se desconoce, y como no existe disponible ningún registro en condiciones, la realidad es que su origen no es cierto ni claro.

El folklore en relación con el Khat varía en gran medida, y en ocasiones, tanto el café como el Khat, comparten las mismas tradiciones, y en este sentido tal como ocurre con el café, existe todavía un desacuerdo acerca del origen y la expansión del Khat (Getahun, Krikorian 1973).

Muchas de las tradiciones acerca del Khat han sido transmitidas oralmente. Según una de tantas historias, dice una leyenda que dos santos solían pasar toda la noche orando y a menudo se adormilaban. Rezaban a Dios para que les mantuvieran despiertos, así que se les apareció un ángel y les mostró la planta del Khat, la cual les mantuvo así despiertos (Getahun, Krikorian 1973).

La primera vez que se mencionó esta planta fue durante el reinado cristiano de Amda Syon I, el cual reinó entre 1314 y 1344 después de Cristo. Por entonces el sultán Moslem de Ifat, Sabradin, fanfarroneaba sobre lo que haría cuando conquistara el Reino Cristiano, y decía: “Haré de su capital Marad mi capital también, y plantaré Khat como regalo al rey” (Trimingham 1952). De acuerdo con la leyenda Yemeni, Sheikh Ibrahim Abbu Zahrabui, un santo islámico de Berbera (lo que hoy es Somalia), viajó a Harar en Etiopía allá por el año 1430 d.c., que por entonces era el centro de cultivo del Khat, introduciéndolo en el Yemen (McKee 1987) en el siglo XV.

Actualmente se estima que varios millones de personas son consumidoras de khat; es una cantidad que se encuentra en claro incremento. En Yemen aproximadamente el 50-60% de las mujeres y el 80-85% de los hombres consumen khat al menos una vez a la semana. En Yemen o Somalia y en más países muchas de las casas cuentan con habitaciones utilizadas exclusivamente para el consumo del khat que es parte de esa cultura y como tal cuenta con todo un ritual alrededor de su consumo. Así cada tarde millones de personas se sientan en grupos para charlar mientras deshojan y mastican las ramitas del khat que acaban de comprar en el puesto de la esquina. Estas reuniones sociales responden al nombre de takhizan. El precio en origen es bajo en torno a un euro el kilo. Aunque el valor en el mercado de la planta está relacionado con la frescura de las hojas ya que ahí está la cantidad de catinona, su principio activo.

QUÍMICA  Composición y Formas de adulteración

El primer intento por identificar el principio activo de la hoja de khat fue realizado por Flucer y Gerock en 1887, éstos científicos consideraban que podría tratarse de la cafeína. Ya en 1930 se aisló la catina (norseudoefredina) en sus hojas y en 1958 alfaaminopropiofenona, una sustancia químicamente muy relacionada con la anfetamina que se denominó catinona. Esta catinona está presente en las hojas frescas del khat hasta 48 horas después de su recolección.

Otros sustancias presentes se identificaron como taninos, aminoacidos y una importante cantidad de ácidos ascórbicos, magnesio y betacarotenos (Kalix, Braenden 1985, Kennedy 1987)…(Al igual que la hoja de coca que también se consume tradicionalmente posee muchos minerales y nutrientes..)

Formas de empleo, dosificación, mecanismo de acción, efectos psicológicos y fisiológicos

Se mastica la hoja fresca o bien se utiliza en la preparación de las bebidas locales para obtener los efectos estimulantes.

Una vez secas las hojas han perdido la gran mayoría de sus principios activos, desapareciendo los efectos estiulantes. Los tallos secos son utilizado para hacer infusiónes o también se fuma.

Al ir desapareciendo sus efectos estimulantes, permite el adormecimiento y el sueño. En ciudades de Somalia, una persona consumidora puede gastar el 25% de sus ganancias diarias en comprar Khat.

Sus efectos analgésicos están siendo investigados.

Modo de uso:

.-Se van cortando los brotes, las hojas lenta, directamente, sin ninguna preparación, se enrollan un poco, son introducidas a la boca, como las hojas de coca, para ser mordisqueadas o masticadas lentamente hasta formar una bola que permanecerá almacenada entre la encía y el labio, preferentemente al lado izquierdo, hasta desintegrarse. Su jugo resultante, de gusto áspero, amargo, astringente, y no muy agradable va siendo tragado con agua.

Dosificación:

.-El consumo diario entre 250 a 400 gramos es común en los países de origen.

Mecanismo de acción:

.- La catinona tiene una vida media de unas 4 horas, alcanzando su pico más alto en el plasma sanguíneo al mascar Khat a las 2 horas. Es más liposoluble que la catina y eso la hace penetrar con más facilidad la barrera hematoencefálica, y provocar sus efectos mediante la liberación de dopamina y otras catecolaminas. Pero sus principales metabolitos, pseudoefedrina y norefedrina, alcanzan el pico plasmático cerca de las 4 horas, y su vida media de eliminación “in vivo” es bastante superior a las 10 horas.

Efectos físicos y psicológicfos:

.- Dentro de los efectos físicos: El Khat puede provocar un ligero incremento de la presión sanguínea, del ritmo del corazón y de la temperatura. Falta de hambre y puede aparecer estreñimiento. Dolencia que el científico que estudió en el año 1976 sobre los afectos del khat relacionó directamente con el descenso del 90% de la venta de laxantes en una ciudad de Yemen (Aden) cuando se prohibió el khat.

Se reconocen una gran variedad de efectos en su vida sexual y la gran mayoría sufre de un retraso en la fase de eyaculación. Este efecto se ha utilizado para tratar la eyaculación precoz. Algunos afirman que el Khat es afrodisíaco, sin embargo la potencia sexual en su conjunto disminuye (Luqman, Danawski 1976).

.- Los efectos tienen inicio en el plazo de 20 minutos pero la potencia de los efectos producidos al consumir khat, aparecen de 3 a 4 horas luego de masticadas y resultan ser muy similares a los obtenidos por la masticación de la coca: Vigilancia creciente, mitigación del hambre y la fatiga, suave euforia, siendo su última sensación marcadamente agradable: La invasión de un bienestar y una calma placentera.

Se pierde la noción del espacio y del tiempo. Da mucha energía para trabajar y desarrolla la imaginación.

**ZIMBERG**= PERSONA+CONTEXTO+SUSTANCIA

No existe uniformidad en la potencia de los efectos de las hojas, debido a la convergencia de una serie de variables: Variedad de planta, selección de la rama y del momento de la cosecha, diferencias en las condiciones del suelo donde haya sido cultivada y a la preservación de su humedad.

Usos terapéuticos

El hambre desaparece y si se sufre de algún dolor, sea en los músculos o en la cabeza el khat lo elimina, al menos de forma temporal.

Potencial de dependencia

No está claro si el khat causa tolerancia, dependencia física, adicción

.

HECHOS INTERESANTES

En España la planta se encuentra bajo restricción a venta sólo a través de farmaceúticos (sin que exista tal presentación) por la ley que en el año 2006 restringió la venta de cerca de 200 plantas por su presunta toxicidad.

Sin embargo, sí está permitida su tenencia para uso ornamental. De sus principios activos, la catina, el menos activo, está controlado como posible precursor de otras sustancias prohibidas. El otro, la catinona que es más potente en relación a su peso, se encuentra prohibido desde 1986.

Como anécdota, decir que en España crece una variedad, la Catha europea, y que su alcaloide es la catina. El uso como estimulante de las hojas o infusiones de este arbusto “Maytenus senegalensis” de los barrancos costeros del sur de Andalucía es muy minoritario, si no anecdótico.

Los países europeos no están de acuerdo acerca del Khat y su status legal. La droga se prohíbe en algunos países (por ejemplo: Suecia y Francia), pero en otros no (Gran Bretaña, Holanda

Su estatus legal como planta difiere según los países. En el Reino Unido en el año 2006 se intentó prohibir, por petición de un parlamentario conservador. Se llevaron a cabo estudios sobre la conveniencia de tomar esta medida, y fue decidido, con el consejo de la policía, que se evitase la prohibición ya que su consumo no planteaba ningún problema de salud ni de orden público. Así pues grandes cantidades de esta planta se envían desde sus dos grandes productores, Etiopía y Kenia varias veces por semana, y es vendida de forma libre en los mercados del entorno africano.

En el estudio realizado sobre peligrosidad y drogas, en el que se evaluaron las 20 drogas más usadas en el Reino Unido, incluidas todas las legales como barbitúricos, alcohol y tabaco, y las ilegales como cannabis, LSD o MDMA, el khat resultó ser la sustancia de menor peligro de todas las estudiadas, ocupando el último lugar en el estudio.

1 comentario

  1. Super :)

    by Servermusic — 25-dic-2010

Dejar un comentario

euskera

Licencia Creative Commons

Ai Laket!! por Asociación Ai Laket!! Euskadi Elkartea se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Basada en una obra en www.ailaket.com