AI LAKET!!

14 jul

Alcohol

Para descargar los materiales en euskera y castellano pincha sobre la imagen.

Composición y presentación

El etanol o alcohol etílico es una sustancia depresora que se obtiene a través de un proceso de fermentación en una atmósfera cálida y mediante levaduras. El etanol esta presente en cantidad de bebidas de diferentes graduaciones y al ser legal, toda esa información la tenemos presente en las etiquetas cuando son bebidas comercializadas.

Historia

Se tiene conocimiento del uso de alcohol desde hace miles de años, en casi todas las civilizaciones hasta nuestros días, con fines religiosos, médicos, de celebración, de socialización y de guerra. En 1918 se prohibió en EEUU (Ley seca), con unas consecuencias económicas y sociales devastadoras, que demostraron ya en aquel entonces el fracaso de las legislaciones prohibicionistas ante el “problema” de la droga. En nuestro país no existe celebración que se precie sino es alrededor de un vaso de priva, dándose una situación de alcoholismo preocupante y difícil, pues la percepción de riesgo de los usuarios es muy baja. Es costumbre que siendo todavía niños se pruebe el alcohol con pleno consentimiento e incluso animados por los progenitores.

Dosis y posología

La dosis la tenemos cada cual, lo mejor es beber pausadamente y saboreando cada sorbo, sin mezclar e intercalando bebidas sin alcohol, como el agua, paliando así en gran medida la deshidratación producida por el alcohol.

Efectos

Como en todas las sustancias los efectos varían según la dosis, tolerancia, edad, peso, etc. En la ingestión de alcohol podemos diferenciar tres fases en sus efectos:

-Con dosis moderadas, o sea, pillar un puntito se tiene mas sensación de seguridad (por eso en algunas personas actúa como relajante), euforia, risa fácil, y se observa una mayor lentitud en los reflejos y en la capacidad de reacción.
-Con dosis medias altas o lo que comúnmente se conoce como borrachera la visión queda distorsionada (ver doble), somnolencia, dificultades para caminar y para hablar fluidamente. También pueden darse mareos, nauseas, vómitos y una actitud hostil y agresiva.
-Con sobredosis, se da una perdida de la consciencia, de reflejos y en ocasiones puede llegar a producirse una parada cardiorrespiratoria.

Contraindicaciones

– El alcohol combina mal con casi todas las sustancias, (cannabis, GHB, éxtasis,….). Ver apartado Mezclas.
-No mezclar con antibióticos, pierden efectividad y pueden potenciar algunos de los efectos del alcohol. Leer siempre el prospecto que acompaña a todos los antibióticos.

Efectos secundarios. Riesgos a corto y largo plazo

El alcohol es una droga muy presente en la vida occidental, socializada e incluso bien vista, a pesar de causar 50 veces más muertes que todas las drogas ilegales juntas. La dependencia física y psíquica del alcohol es de las más graves. El síndrome de abstinencia o “delirium tremens” no suele desencadenarse sin un consumo previo continuado de 7 u 8 años. En nuestra cultura el acceso al alcohol es fácil, y la percepción del grado de alcoholismo que podemos tener es casi inexistente, por ello los “delirium tremens” suelen desencadenarse ante la interrupción de la ingestión por enfermedades graves u operaciones. El delirio alcohólico produce un estado de completa desorientación mental, acompañado de alucinaciones muy vivas y aterrorizantes, con fuertes espasmos, vómitos, mareos y rigidez muscular que puede durar alrededor de una semana, día y noche. En el 67% de los casos se produce un deterioro mental importante.

En el plano físico un consumo excesivo y/o continuado (con regularidad, todos los días, todos los fines de semana,…), conlleva serios problemas de salud a nivel hepático (cirrosis…), estomacal, vascular y de páncreas. También es causa de graves trastornos a nivel afectivo y de voluntad, así como trastornos de índole más social como incapacidad para el trabajo y episodios de violencia y agresividad.

Reduciendo riesgos

-Si vas a beber es conveniente beber medio vaso de aceite de oliva antes, así como beber medio litro de agua antes de dormir. Los efectos de la resaca se reducirán y tu estomago lo agradecerá.
-Tener un buen aguante no tiene otro significado que estar subiendo el grado de alcoholismo, ni más ni menos.
-Conducir bajo los efectos del alcohol es peligroso para ti, para los que te acompañan y para el resto de conductores y viandantes. Conducir con más de 0,5 gr. de alcohol/litro de sangre (2 cervezas) está multado e incluso penado. Taxiiiiiiii!!!
-Si te has sobrado, lo del café, vomitar, duchas frías,… no sirve de nada para reducir el nivel de alcohol. Solo hace falta tiempo, paciencia y ya bajará.
-El alcohol fomenta la agresividad, si estas de malas o eres potencialmente agresivo mejor ir al monte o al gimnasio y sudar. Un pedo no es lo más aconsejable
-Consumir alcohol con regularidad es fácil que desemboque en un grado de alcoholismo que es difícil detectar, y a veces es demasiado tarde.
-Mezclar distintos tipos de bebidas alcohólicas solo te producirá más resaca y un pedo más sucio que si no mezclas.
– Cada uno tiene su ritmo, que no lo marque el que más beba
– Cuando bebemos en grupo, “rollo botellón” o “litrona”, es casi imposible saber las cantidades que bebemos y esto propicia bastantes borracheras chungas y hasta comas etílicos. Unos vasos de plástico, pueden servirnos de guía para controlar las cantidades que bebemos, y así evitar el pasar en media hora de estar serenos a tener que llamar a una ambulancia.
– Si vas de pedo, guárdate bien la cartera y el móvil. Se están dando casos de gente que es robada cuando esta semiinconsciente tirada en la calle.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

euskera

Licencia Creative Commons

Ai Laket!! por Asociación Ai Laket!! Euskadi Elkartea se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Basada en una obra en www.ailaket.com