AI LAKET!!

21 sep

Anfetamina

Para descargar los materiales en euskera y castellano    pincha sobre la imagen.

Composición y Presentación

Existen varios tipos de anfetaminas, aunque la más utilizadas para usos lúdicos es el sulfato de anfetamina o Speed. Se ha comercializado durante años con el nombre de Centramina en comprimidos de 10 mg. Este potente estimulante pertenece a la familia de las feniletilaminas. Se presenta en polvo de color blanco e inodoro, aunque a veces en la calle se encuentra con tonos ocres o rosáceos y un fuerte olor químico, que a pesar de ser una creencia muy extendida, no es sinónimo de calidad. Más raramente se puede encontrar en forma de una pasta marrón, imposible de hacer rayas, administrándose por vía oral. Habitualmente el speed que se encuentra en la calle esta muy adulterado con otros estimulantes (cafeína sobre todo), analgésicos (paracetamol) y excipientes (manitol y lactosa sobre todo). Aunque no es frecuente se ha llegado a detectar PMA (la mayoría de las pocas veces que ha aparecido ha sido en pastillas más que en speed) una sustancia que tiene un estrechísimo margen de seguridad, con serio riesgo de muerte, sobre todo si se mezcla con MDMA.

Historia

La anfetamina fue sintetizada en 1938 y ha sido ampliamente utilizada por sus efectos en usos distintos a los estrictamente lúdicos, como en los ejércitos (2ª guerra mundial, Vietnam) así como entre artistas, deportistas y estudiantes. Durante décadas ha sido recetado como antibulímico, así como para tratar la hiperactividad infantil en medicina convencional. En EH es a principios de los 80 cuando el speed comienza a utilizarse de forma importante. Junto a la revolución musical que supuso el denominado Rock Radical Vasco (no se podría entender esa época sin esta sustancia), se populariza la gaupasa. Actualmente sigue siendo la estrella de la noche, ocupando el segundo lugar de sustancias ilícitas, detrás del hachís.

Dosis y posología

La dosis es muy difícil de concretar pues depende de la pureza y tolerancia del consumidor. El speed es una de las sustancias más adulteradas y lo que normalmente compramos son derivados de baja calidad, mezclados con otras sustancias. Hay que tener en cuenta que la misma dosis provoca efectos muy distintos en según que personas. Si el speed es de calidad aceptable, es del orden de 3 o 4 veces más potente que la cocaína, así que con una raya de tamaño estándar deberíamos tener suficiente para toda la noche, (según la tolerancia). Como lo que normalmente encontraremos no sea de gran pureza lo mejor es ir probando en pequeñas cantidades hasta alcanzar el estado deseado, recordando que los estados de aceleración exagerada no significan que sea muy bueno, sino que nos hemos pasado con las rayas.

Normalmente se esnifa, y raramente (si está muy húmedo o en pasta) se ingiere en bombitas de papel de fumar. Tiene una alta tolerancia y una capacidad adictiva de grado medio/alto, física y, sobre todo, psíquica, aunque en menor grado que la cocaína.

Efectos

Este potente estimulante reduce drásticamente el apetito y el sueño, ocultando los síntomas de cansancio y fatiga, potenciando estados de euforia e incontinencia verbal y aumentando la capacidad de concentración. Si nos pasamos mínimamente aparecen estados de ansiedad, que te llevan a beber más para bajar, a fumar como un carretero y a veces a cometer la torpeza de meterse más speed, complicándose todo un poquito más.
Se detecta en orina entre 2 y 4 días después de consumir.

Efectos secundarios a corto y largo plazo

Movimiento mandibular, desagradable rigidez muscular a veces concentrada en la nuca y abdomen, boca seca y sed (si te pones hasta la bola de beber alcohol, ten en cuenta que al bajón del speed se le unirá una impresionante resaca). Los bajones suelen ser muy depresivos (fruto de mezclarlo con otras sustancias), así que mejor que relativices todo lo que se te pase por la cabeza hasta el miércoles.
A largo plazo y tras un consumo reiterativo genera un excepcional desgaste de corazón, hígado y riñones, así como otros síntomas de envejecimiento prematuro. El uso por parte de embarazadas puede suponer la malformación del feto. En consumos continuados son frecuentes las paranoias.

Contraindicaciones

Especialmente para personas que sufren de hipertensión, con problemas de ansiedad o insomnio. Abstenerse gente con algún tipo de cuadro depresivo. No administrarse conjuntamente con inhibidores de la MAO (presentes en algunos medicamentos antidepresivos). También es contraindicado a personas fácilmente irritables, pues favorece espectacularmente cuadros agresivos

Reduciendo riesgos

– Si lo esnifas, no utilices billetes para el rulo y no lo compartas (el rulo) pues es una fuente de infecciones de todo tipo.
– Es conveniente ir reduciendo paulatinamente tanto el número como el tamaño de las rayas a lo largo de la noche
– Si perteneces al grupo de los acelerados, tomar speed te puede paralizar y dejarte duro, igual que un motor sobrerrevolucionado.
– El speed se come el calcio del cuerpo, es conveniente ingerir alimentos ricos en calcio.

7 comentarios

  1. Muy completa la info , pero podriais añadir una cosilla mas , dosificacion segun el peso , mg/kg , no se si me he explicado bien. Salu2 y gracias por todo

    by Shp — 16-may-2012

  2. Muy buena la observación. Según Mind-Surf, la dosificación de anfetamina se puede establecer en leves de 10 a 30 mg; las medias de 40 a 60 mg; y las altas de 70 a 90 mg. Dosis mayores a los 100 mg en sujetos sin tolerancia podrían resultar fatales. Siempre teniendo en cuenta que los efectos varían en función del contexto del consumo asi como del estado de ánimo, expectativas y características personales.
    Mas info: http://www.mind-surf.net/drogas/amfetamina.htm

    by admin — 16-may-2012

  3. qué pena que esté tann cortado¡

    by jfk — 24-nov-2012

  4. no se si sera pena que este cortado, creo que si estuviera en su estado puro, seria demasiado fuerte

    by burn — 30-mar-2013

  5. Seria “demasiado fuerte” una dosis habitual cortada con cafeína. La clave es dosidicar y si es muy pura se piede reducir la cantidad.

    by admin — 30-mar-2013

  6. Hacéis una labor cojonuda, eskerrik asko. Cada vez es de peor calidad el espiz que se pilla por ahí(en mi caso Bilbo y alrededores).De lo que he consumido recientemente me he encontrado con diversos efectos secundarios no deseados (por así decirlo)que NO sólo los he padecido yo y que me han parecido cuanto menos curiosos, quisiera que me explicaseis a qué sustancias de corte se podrían corresponder; en algunos de los casos he notado taponamiento y ligera falta de audición en el oido que se correspondía al lado del orificio por el que lo esnifaba (es decir oido derecho si esnifo por la derecha y viceversa), algo parecido a lo que sientes cuando cambia la presión al subir un puerto o en un avión (no tan fuerte).Y más recientemente algo que me mosquea aún más; con una anfeta que además me dá un bajón bastante malo(aunque igual esto se debe a mi estado anímico personal al margen de drogas),noto como un principio de infección de orina (soy tía y he tenido varias), esa sensación de necesitar orinar constantemente e irritación en la uretra al mear.Se pasa en un par de días (si no te metes más,claro!)…Creo que en ambos casos podría tratarse de algo que causa inflamación o irritación en estas partes del cuerpo que os comento, pero no se me ocurre ninguna sustancia que haga esto.
    Por otra parte en algunas ocasiones también noto al meterme molestias en los ovarios, parecidas a leves molestias mentruales,lo he achacado a que la anfeta y la cafeína irritan el intestino y quizá esa sensación se me refleje ahí, pero lo que no me termina de cuadrar es que al transpirar (sé que sudar es otro de los efectos estas drogas) noto un olor algo más fuerte (cómo suena esto), como a hormonas, como cuando cambias de anticonceptivo o lo que sea y el cuerpo sufre un pequeño revés hormonal. Quizá esto último sea un poco más mi propia paranoya,por eso no me preocupa en realidad,sólo me ha parecido curioso, pero sí me rayan esas otras movidas que os he comentado antes porque las ha padecido también mi compañero y algún que otro amigo. Imagino que el consejo será que cambie de camello jajaj,ya lo tenía pensado. Perdón por extenderme tantísimo, no soy capaz de resumir nunca!
    Un abrazo y una vez más eskerrik asko!

    by Lindane — 12-dic-2013

  7. Kaixo, para poder encontrar una respuesta tenemos que fijar la atención en más de un factor ( no solo los adulterantes que pueda contener tu muestra), en primer lugar debemos conocer cómo está la persona (factores biológicos, físicos, psicológicos..:) sin olvidar el contexto del consumo (temperatura, compañía…) y los de la sustancia (dosificación, pureza, mezclas…). También es importante la frecuencia dce consumo.

    En cuanto a la persona es interesante saber los antecedentes médicos, propensión a padecer infecciones de orina, facilidad o dificultad de eliminación de tóxicos.. Por lo que podemos pensar que el olor fuerte o la infección de orina tengan más que ver con la dosificación y frecuencia de consumo junto con el estado físico de la persona más que con un adulterante concreto. Si durante una temporada se sobrecarga de trabajo al sistema que depura el organismo, es fácil que de señales de que algo está pasando. Esto estará ligado a la frecuencia de consumo, dosificación, mezclas e incluso a otros hábitos que se hayan adquirido tanmbien ( la alimentación a cambiado? se hidrata suficiente? se descansa lo encesario?)

    De todas formas lo mejor para salir de dudas es hacernos llegar una pequeña muestra que analizaremos en nuestro servicio del Punto Fijo. Todos los viernes de 19 a 22, en Vitoria-Gasteiz.

    Un saludo y mila esker!!

    by admin — 17-dic-2013

Dejar un comentario

euskera

Licencia Creative Commons

Ai Laket!! por Asociación Ai Laket!! Euskadi Elkartea se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Basada en una obra en www.ailaket.com